Configura tu cámara reflex

Hoy en día con tantos programas informáticos a nuestra disposición es fácil retocar una foto después de tomarla, pero no siempre se podrán conseguir los resultados deseados usando solo la edición, o dicho de otra forma, habría que forzar tanto los parámetros de la foto que el efecto final no quedaría bien. Es por esto que mientras mejor configuremos la cámara en el momento de tomar la foto, menos habrá que retocar, al menos para “corregir”.

Como siempre digo a mis amigos soy un simple aficionado pero he adquirido bastante experiencia haciendo y retocando miles de fotos y en este proceso es donde se descubren las cosas que se leen en la teoría. Es realmente en este proceso donde se aprenden y quedan grabadas. Voy a tratar de escribir algo de ese conocimiento que humildemente he aprendido.

¿Porque Reflex y no compacta en cuanto a configuraciones?

El motivo básico, sin entrar en temas de calidad de imagen, es que las reflex vienen preparadas para un cambio rápido de configuración. Para ello tienen muchos botones y todos se usan y muchos de ellos son para cambiar configuraciones. Las cámaras compactas, simplemente por el hecho de ser compactas no le caben tantos botones y no es fácil cambiar entre una configuración y otra. Es cierto que algunas intentan resolverlo todo con la pantalla pero en mi opinión, no es lo mismo… ni se parece. Se me ocurren situaciones en las que sin dejar de mirar por el objetivo en mi reflex, intuitivamente voy modificando parámetros porque tengo botones para ello e intuitivamente se donde están, en una compacta tendría que mirar la pantalla y buscar entre las opciones… no es lo mismo.

Voy a centrar este post en la configuración de la cámara, no en enfoque ni encuadre y el resto de detalles a tener en cuenta a la hora de hacer una foto.

Exakta_img_0823_miniLa primera reflex de la historia es una Exakta creada en 1936 por esta marca alemana. Tenían el disparador en la mano izquierda para que la derecha sujetase con fuerza, y tenía forma de trapecio.

Otra característica de las reflex es que sirven para ser creativos cuando tomamos la foto. Usando distintas configuraciones podemos conseguir un resultados totalmente distintos. Y si aun te lo preguntas…

¿Por qué es tan importante la configuración?

Al tomar una foto, sin entrar en detalle, lo que se produce es que el sensor de la cámara capta la luz que se le proyecta desde el objetivo, la forma en la que esta luz incide viene definida principalmente por la configuración que tengamos en la cámara, por eso es tan importante.

Antes de hablar de la luz podríamos hablar del formato de archivo en el que se guarda la foto, que de hecho también es parte de la configuración y afecta al resultado final.

¿JPG, RAW, JPG + RAW?

JPG es el formato por excelencia para guardar fotografías, además normalmente viene “comprimido” para que, perdiendo algo de calidad, el archivo ocupe menos espacio. En otras palabras: la compresión hace que quepan más fotografías en la tarjeta de memoria. Permite correcciones y modificaciones limitadas en el PC.

Ya ves que lo único bueno que digo de este formato es que ocupa menos 🙂 tiene otras virtudes pero ninguna relativa a la calidad y a las correcciones. En la mayoría de circunstancias se debe usar el formato RAW en lugar del JPG, de hecho se me ocurren pocas circunstancias para usar JPG, podrían ser por ejemplo hacer un balance de blancos, para hacer un timelapse, o rafagas largas de fotos. Para todo lo demás RAW. El mayor y casi único inconveniente de este formato es que ocupa más… mucho más que el formato JPG: del orden de 10 veces más. Si por ejemplo en una tarjeta de memoria caben 1000 JPGs, solo entrarán 100 RAWs, pero las tarjetas de memoria son cada vez más baratas por lo que no usar RAW por el tamaño no es excusa.

Pero…

¿Tanta diferencia hay en RAW sobre JPG?

Con RAW guardamos una imagen que es “configurable” en varios aspectos, por ejemplo si nos hemos equivocado con los parámetros de la cámara a la hora de tomar la foto. RAW permite bastante margen de corrección siempre relativo a la configuración que ya teníamos puesta cuando se tomó la foto, por lo que no hay que descuidarla nunca a pesar de usar este formato.

Una desventaja sobre JPG es que no es 100% compatible, por ejemplo no podréis subir un RAW a facebook (al menos de momento), además de que el peso lo haría insufrible, facebook no lo entenderá como una foto. Es por lo que para publicar las fotos tomadas en RAW, después de procesarlas hay que exportarlas a JPG, pero es una acción banal en el proceso de “creación” de una imagen.

Ahora si, hablemos sobre luz.

Configurando la cámara para recibir la luz

hqdefaultVoy a tratar de explicarlo siendo lo menos técnico posible, para tecnicismos ya están los manuales y miles de tutoriales por Internet. Siempre he pensado que este tema se puede explicar usando un paralelismo.

Imaginemos un grifo y su lavabo. Con el grifo regulamos la configuración de la luz de la cámara, el agua sería la luz y el lavabo sería el sensor de la cámara.

Así podemos regular la intensidad de la luz que cae al lavabo abriendo el grifo más o menos, también se puede regular durante más o menos tiempo. Lo primero sería la apertura de diafragma y lo segundo el tiempo de obturación.

Está claro que mientras más abramos el grifo y durante más tiempo entrará más agua (luz), pero si nos pasamos podrá salpicar y/o salirse del lavabo (sensor) por lo que hay que echar la cantidad justa de agua en cada situación.

RAW podría ser en este paralelismo un paño que limpie esas salpicaduras y un pequeño vaso con el que podamos añadir algo más de agua si nos ha faltado.

Por otro lado, en el mismo paralelismo, tendríamos unos “ayudantes” que hacen que incluso con el grifo totalmente abierto sean capaces de hacer otros agujeros a la boca del grifo y entra aun más agua pero esta es de peor calidad, sale de cualquier forma y siempre salpica. Esto en la cámara es el ISO.

¡Basta de paralelismos!

Centrándonos ya en la cámara, como describía antes tenemos tres formas de regular la luz:

  1. Apertura de diafragma.
  2. Velocidad de obturación.
  3. ISO

Y una cuarta pero es una pseudo forma de controlar la luz que sería la exposición.

Veamos cada una por separado.

Apertura de diafragma

El diafragma son unas pestañas que se abren y cierran para dejar entrar mas o menos luz (como el mando del grifo). ¿Y si la luz es tan importante por que no tenerlo siempre abierto al máximo? Hay muchas circunstancias en las que la luz es tan grande que hay que limitarla de esta forma, por ejemplo a plena luz del sol.

Además de regular la luz este es un parámetro que nos permite ser muy creativos, es el que produce el desenfoque en los fondos tan característico en las reflex y que hace que los objetos en primer plano queden tan bonitos.

Como ejemplo esta foto de mi gata, uso una apertura suficiente para que la gata esté casi por completo enfocada y sin embargo la manta de atrás (el fondo) está desenfocado, como está hecha en interior (aunque con flash) la apertura de diafragma es muy grande (para que entre mucha luz) y esto produce mucho desenfoque del fondo:

IMG_8550
103mm – f5.6 – 1/125s – ISO100

Velocidad de obturación

Cuando disparamos la cámara se abre una cortinilla (obturador) que solo está abierta durante un tiempo determinado (tiempo que tenemos abierto el grifo).

A no ser que queramos ser creativos este parámetro debe ser en el 95% de las ocasiones el menor posible. Hay que pensar que durante el tiempo que está abierto el obturador la cámara está almacenando esa instantánea. Si durante ese tiempo nos movemos sin querer o el objetivo de nuestra foto se mueve, ya no será tan instantánea y nuestra foto saldrá movida. Es por eso que casi siempre la velocidad de obturación debe ser la menor posible.

En muchas ocasiones, sobre todo en interiores, la obturación no tendrá mas remedio que ser larga, un segundo o más por lo que se debería usar trípode para tomar la foto o forzar el resto de parámetros (a costa de perder calidad) para que “no se mueva” (no “trepide”). Más adelante explicaré un par de casos prácticos y como actuaría yo en esas ocasiones.

Se conoce como trepidar a la vibración involuntaria que se produce en las manos durante el tiempo de exposición y hace que la foto salga “movida” o como también se le dice “trepidada”.

También se puede ser creativo con este parámetro y que se vea el movimiento en la foto forzando la velocidad de obturación más larga de lo necesario. Como en este ejemplo que tomé en Disney en la que quería reflejar el movimiento de las tazas en contraposición de lo estático de las lámparas y el techo:

IMG_0098
10mm – f22 – 1s – ISO100

Si os fijáis la apertura es de f22, lo que hace que la velocidad de obturación tenga que ser de 1 segundo para que pueda entrar la cantidad óptima de luz. Las tazas se movían tan rápido que en 1 segundo se aprecia bastante movimiento.

ISO

Como he querido decir antes es una mala forma de aumentar las condiciones de luz, es decir, solo se debería elevar este parámetro si no hay más remedio.

Aunque cada vez las cámaras se comportan mejor con este parámetro, todas pierden calidad subiendo el ISO, además todas aumentan el ruido, esto son los puntitos de colores y granulado en general que aparecen en las fotos. Con ISOs altos las fotos parecen tener menos calidad y definición.

Así pues parece razonable tratar siempre de tener el ISO al menor valor que nos permita la cámara, este normalmente suele ser 100, aunque hay cámaras que tienen ISO 50. Dependiendo del modelo y “lo moderno” de la cámara, a partir de ISO 800 se empieza a notar demasiado el ruido por lo que hay que tratar de no subirlo, aunque también se puede atenuar algo en el proceso de edición pero siempre a costa de perder definición.

La siguiente foto hecha por mi está sin retocar es de una iglesia en Finlandia. En la esquina he puesto el zoom para apreciar el detalle del ruido. Está tomada con un ISO a 1600, no hubo más remedio porque no tenía trípode y había poquísima luz:

ruido
10mm – f5,6 – 1/50s – ISO1600

La exposición

Esto es algo que aprendí hace un par de años, que no se suele tener muy en cuenta y tampoco se explica. En cada cámara se ve distinto pero en todas tiene un aspecto muy parecido. Es el selector que normalmente va de -3 a +3, recuadrado en amarillo en la imagen:

a0332_exposure-compensation-box

Este parámetro es sumamente importante para hacer fotos HDR que ya explicaré en otro post pero no se tiene en cuenta a la hora de la iluminación en general.

Es una forma de indicar a la cámara que las circunstancias de luz en las que estamos son demasiado altas o demasiado bajas y que queremos que el resultado final sea así de realista y que no fuerce los parámetros para conseguir una luz “perfecta” con los ejemplos más abajo se entiende mejor esto.

Y teniendo en cuenta todo esto…

Modos de disparo de la cámara: Av, Tv, P, M ….

Estos son los llamados “Modos creativos”, evidentemente las reflex tienen los modos automáticos, pero estos son para los que se resisten a aprender y solo quieren una reflex porque “son mejores”. Para aprovechar estas cámaras hay que usar los modos creativos. Voy a explicar los tres que más se usan (o que más uso yo).

En todos estos modos creativos se puede poner el ISO en un valor determinado o en modo automático. Este último lo desaconsejo porque las cámaras tienden a subirlo ya que es la forma más fácil de conseguir luz, sin en embargo como he explicado baja la calidad, sube el ruido, etc. Lo que recomiendo es poner siempre el ISO al mínimo (100 normalmente) y después subirlo únicamente cuando sea necesario.

Modo M: Manual

En este modo es el que controlas todos los parámetros, no explico como se hace en la cámara porque cada una es distinta, pero normalmente hay botones para controlar cada uno de los parámetros por separado.

Cuando vas a realizar la foto tienes que poner los distintos parámetros, es el modo que requiere más tiempo por lo que por ejemplo no lo recomiendo cuando se va con la familia de vacaciones, a nadie le gusta esperar que otro tome la foto “perfecta” mientras hay otras cosas que fotografiar y poco tiempo de luz :). También es el modo que requiere más experiencia puesto que tienes muchos parámetros para controlar y no sirve de nada ponerlos al azar.

Este modo suelo usarlo cuando voy solo y quiero hacer cosas muy concretas, no para fotografía normal. Un uso que yo le doy por ejemplo es en interiores muy complicados como por ejemplo una catedral, y tengo un trípode a mano. También para situaciones en las que la cámara no controla la luz como te gustaría, por ejemplo en puestas y salidas de sol.

Mi forma de configurarlo es ISO 100, para la apertura pongo el “punto dulce” del objetivo y en el tiempo de obturación pongo el que me de una exposición correcta según el “exposímetro” de la cámara. Si hay objetivos en movimiento será mejor reducir al mínimo la velocidad y subir ISO y apertura.

Se suele llamar punto dulce de un objetivo a la apertura de diafragma en la cual está comprobado que tiene mayor calidad, cada objetivo tiene la suya. Esta suele ser entre 2 y 4 pasos desde la apertura más amplia.

Modo Tv (S en algunas cámaras): Prioridad a la velocidad de obturación

Este es un modo llamado “semiautomático” y esto es porque uno de los parámetros dejamos que la cámara lo elija automáticamente. En este caso la cámara seleccionará la apertura de diafragma que considere más adecuada según el resto de parámetros.

En este modo lo principal es la velocidad de obturación, es por lo que se suele usar en las circunstancias que queremos ser creativos con la temporización o que necesitamos por algún motivo que el tiempo de exposición sea uno determinado.

En la foto de Disney de más arriba, usé el modo TV y fui probando distintos tiempos para que cogiera bien el movimiento, la cámara automáticamente fue corrigiendo la apertura de diafragma para que la exposición fuera correcta. Finalmente seleccioné 1 segundo de velocidad y la cámara seleccionó f22 como apertura, el ISO lo tenía fijado a 100.

Modo Av (A en algunas cámaras): Prioridad a la apertura de diafragma

Este es mi modo favorito y el que uso el 90% del tiempo. Permite ser creativo fácilmente. También es un modo “semiautomático” solo que en este caso la cámara selecciona la velocidad de obturación que considere necesaria para exponer correctamente.

Mi forma de usarlo es la siguiente: Siempre intento usar el punto dulce, si necesito más luz amplio la apertura, si necesito más amplitud de campo la bajo. Siempre voy controlando la velocidad de obturación, si veo que es demasiado baja y me va a “trepidar” ya veo si amplio la apertura o subo algo el ISO.

Conclusión

THE SIMPSONS: Homer takes to the streets as one of the paparazzi but, when he crashes a celebrity wedding, the subjects he humiliated in his photos band together to seek revenge against Homer in the ÒHomerazziÓ episode of THE SIMPSONS Sunday, March 25 (8:00-8:30 PM ET/PT) on FOX.Ê THE SIMPSONS ª and © 2007TCFFC ALL RIGHTS RESERVED..424

El post me ha salido mucho más largo de lo que quería y además he tenido que dejar muchas cosas de lado para que no se extendiera más aun. Quiero decir que es un tema con mucha miga y que en ocasiones es más fácil darte cuenta tu mismo de las conclusiones que leyendo el post de un aficionado :).

Lo que a mi me ha pasado siempre (que es cuando aprendía) es que “veía” una foto, la tomaba, en la pantallita de la cámara parecía mas o menos lo que tenía en mente y después en casa no tenía nada que ver y entonces pensaba: “tenía que haber subido el iso” o “debí bajar la obturación”… una foto tras otra va haciendo mella y quedando guardada en tu cabeza… en próximas ocasiones pondrás en práctica esos pequeños detalles aprendidos.

¡¡A hacer fotos!! 🙂

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *